Sobre Nosotros

Mayte Sanz (Fundadora de CONtuCAN)

He estado toda mi vida adulta conviviendo con perro y soy lo que soy gracias a ellos.

Pero no siempre es fácil ni tan bonito como lo pintan.

Hubo etapas en las que toda mi vida giraba en torno a ellos; Ayla tenía ansiedad por separación y Buzz problemas de socialización.

Sentía que no eran “problemas importantes”; sin darme cuenta fuí modificando mis rutinas para salir del paso de lo que pasaba en el día a día: dejé de salir a cenar para que no se quedaran sólos en casa, ya no iba con mis amigos perrunos porque Buzz la liaba todos los días, me gasté un dineral en muebles, los paseos eran tensos porque tenía que estar atenta a la aparición de cualquier perro… todavía recuerdo la sensación de meter la llave en la cerradura y no saber qué me iba a encontrar al abrir.

Por aquel entonces, las únicas fuentes de información eran la televisión, Internet y el veterinario. Me sentía muy sola, confundida y perdida. 

Me cansé de poner parches y no resolver los problemas, así que cogí las riendas. Empecé a formarme: cursos de educación canina, mucha búsqueda en Internet, blogs, seminarios, cursos on line, libros. Invertí mucho tiempo y dinero y dio sus frutos.

En esos años, me prometí que si lograba entender a Ayla y mejorar la convivencia en familia, haría lo que estuviera en mi mano para que si alguien se sentía como yo, tuviera a quien acudir. Así nació CONtuCAN.

Ahora disfrutamos juntos el 100% del tiempo

PD: Ayla murió el 13 de abril de 2020. “CONtuCAN nació por ti. Gracias, Ayla”

Soy Silvia y desde pequeña quería dedicarme al mundo animal. Comencé estudiando Auxiliar Técnico Veterinario y a continuación me formé como Educadora Canina.

Posteriormente hice varios cursos dentro de ambas áreas: de primeros auxilios, urgencias, pacientes pediátricos, diabetes, cursos especializados en miedos, ansiedad y comportamientos agresivos, de vínculo, juego afectivo, aromaterapia, flores de Bach, rehabilitación en pequeños animales, alimentación, gestión de manadas, lenguaje canino, etc.

Mi compañero de aventuras es Claus, que para mí siempre será mi cachorro por mucho que pasen los años. Viene a mis casos a ayudar a los demás perretes a mejorar la convivencia con sus guías y que todo sea más fluido. ¡Se gana mejor el sueldo que yo!

Nada más verlo nos enamoramos de sus barbitas y desde ese momento no nos hemos separado. Lo abandonaron en una caja en la cuneta con dos hermanos, en Navidad. Ya podéis suponer de dónde viene su nombre. Es un perrete con mucha energía, siempre tiene que llevar algo en la boca (es su marca personal), un palo, una piña, pero lo que más le gusta es su hueso rojo. Le encanta pasar entre las piernas y que le rasquen la parte de atrás, es como si bailara.

Silvia Marañón (Educadora Canina y ATV)

Juan Montes (Abogado; nº colegiado 84654 del ICAM)

Mi nombre es Juan Montes,  reconozco que mis contactos con los animales, aunque variados, se han limitado a mis veranos en el pueblo, allí es verdad que he compartido mi vida, y mis ratos con todos los animales que os podáis imaginar, mulas, burros, vacas, ovejas, conejos, gallinas, en definitiva todos lo que os podéis encontrar en un pueblo agrícola y pequeño.

Nunca he compartido mi vida de Madrid con una perrete, aunque sí he tenido dos gatos, sí tengo un acuario con sus pececitos y algunos pájaros, actualmente dos periquitos y un diamante de Gould.

Desde los tiempos del instituto siempre tuve claro que mi vocación era estudiar derecho y convertirme en abogado y a ello me dediqué, acabada la carrera, estuve de pasante en varios despachos hasta que un día me decidí a dar el paso y establecerme por mi cuenta.

Actualmente trabajo en una empresa como abogado de un sindicato y por mi cuenta en mi propio despacho, me considero abogado generalista y los asuntos que principalmente llevo son laborales y de familia o civiles, y de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con el turno de oficio, que da mucho trabajo, pero muchas satisfacciones personales.

Mi función en la familia CONtuCAN es acercaros la normativa y sus diferentes aspectos y tratar de transmitiros todo ese conocimiento  de un modo claro y sobre todo sencillo y por ello me pongo a vuestra disposición, y os animo a hacerme llegar vuestras consultas y vuestras dudas.

Soy Cristian y desde pequeño siempre me han gustado los animales, tuviesen patas, alas o reptasen. Aunque, como muchos otros, por mis padres, no tuve nunca un perro y a día de hoy lo entiendo. Entiendo que fue la mejor decisión ya que un perro debe estar en una casa donde quieran todos y cada uno de sus componentes, donde todos estén de acuerdo en su Educación.

Me fui a vivir con mi pareja y nos lanzamos a la aventura canina en la que se ha convertido nuestra vida con Hope.

Hope es una Podenca que apareció en un pueblo de Sevilla preñada, desnutrida y asustada. Tenía la mirada perdida, gritaba desde dentro que necesitaba ayuda… Nosotros captamos el mensaje al instante y sentimos, sin ninguna duda, que debía ser ella.

En la protectora nos dijeron que era la mejor perra que nos podíamos llevar para ser “primerizos”. La gente que conoce a Hope se ríe cuando les contamos esto, pero tenían toda la razón… Nadie nos hubiera cambiado la vida tanto como ella. Si no fuese por sus “problemas de conducta” hoy no estaría escribiendo esto en calidad de Educador canino.

Hope es reactiva, tiene agresividad por miedo, es muy insegura y tiene un instinto de caza brutal. Los paseos eran un infierno, no había día que no subiésemos a casa con la cara descompuesta, los brazos doloridos de tantos tirones y la cabeza echando humo de tanto escuchar “Vaya perra más agresiva” “Que mala leche tiene tu perra” “Que carácter” “Tenéis que imponeros” etc… 

Me puse manos a la obra y me dediqué a leer libros y buscar contenido en internet sobre comunicación canina, después me decidí a hacer el curso de Educador canino y modificador de conducta en la Escuela del Henares, he asistido a seminarios y cursos de diferentes profesionales del sector y, como no, sigo en continua formación. Más libros, más seminarios y más cursos, en esta profesión ampliar conocimientos es crucial.

Hoy estoy aquí para poder ayudar a la gente que se sienta tan mal, frustrada y desilusionada como nos hemos sentido nosotros y, a su vez, a tantos perros incomprendidos que no son escuchados, y todos juntos, recuperar la ilusión de vivir con nuestros perros.

Cristian Zabala (Educador Canino)

Marta R. Santolaya (Asistente Virtual)

Mi nombre es Marta y soy la Asistente Virtual de CONtuCAN

Mi aventura perruna empezó hace casi 4 años cuando Artax llegó a nuestras vidas. Mi chico y yo queríamos tener un perro (bueno yo un poquito más). Teníamos muy claro que queríamos adoptar y que fuera un cachorro, si podía ser, porque iba a ser nuestro primer perro.

Unos familiares de mi chico tuvieron una camada de madre Border Collie y de padre desconocido (siempre decimos de un visitante que pasó por allí) y así es como nos enamoramos de Artax.

No os voy a negar que los dos primeros años fueron un poco complicados porque Artax es muy listo (muy Border Collie), para lo bueno y para lo malo. En casa se portaba muy bien pero los paseos en el parque se nos complicaron: no nos hacía caso a las llamadas y teníamos mucho miedo de soltarlo porque nunca quería venir.

No nos dimos por vencidos y, tras informarnos, decidimos buscar una educadora canina que trabajase la educación positiva. Empezamos a practicar con Artax todas las técnicas pero no acababan de dar resultado, hasta que asistimos a unas clases de frisbee. ¡Fueron la clave!

¡Desde entonces nuestros paseos son una maravilla!

Hace 20 meses tuvimos un bebé y estamos encantados de la convivencia entre ambos. Nos parece muy importante que crezca junto a Artax por todos los valores que supone aprender junto a un perro.

Hace poco más de un mes emprendí mi aventura con CONtuCAN. Me enamoré desde el primer instante por todos los valores que transmite sobre la educación canina y quise formar parte de él, construyendo los entresijos digitales que veis detrás de todo este maravilloso proyecto.

Ir arriba